Mexico: “Convergence Insurgencies Emerge in Cable Wars”

The image “https://i0.wp.com/i113.photobucket.com/albums/n216/cbrayton/Stuff/transpar.png” cannot be displayed, because it contains errors.

La guerra del cable (Proceso No. 1630): Mexico’s “cable wars” pit Carlos Slim’s Telmex against Televisa in a battle to shape “digital convergence” policy proposals that threaten (promise) to alter the (non)competitive landscape.

Having been reading recently about the battle for control of Russia’s NTV — I had not been aware of the role Spain’s Telefónica had played in that complex and bloody affair — and as someone who tries to pay attention to similar developments in Brazil (though at the moment I am behind on my reading), I file this under the provisional heading of “armed media monopolies, the Hobbesian state of nature and.”

El consorcio televisivo que preside Emilio Azcárraga Jean vuelve a mover sus piezas para impedir que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes dé el aval para que Telmex se convierta en proveedor de contenidos vía televisión por cable y de servicios convergentes de telefonía e internet –el llamado triple play. Ante el temor de que el dueño del Grupo Carso les coma el mandado, Televisa le echó encima a las empresas de televisión por cable… La batalla por el control del mercado de las telecomunicaciones comienza a cobrar fuerza.

The broadcasting consortium presided by Emilio Azcárraga Jean is once again moving its pieces in order to prevent the Secretary of Communications and Transportation from backing a plan to let Telmex become a provider of cable TV content and convergent telephone and Internet services — the so-called “triple play.” Fearing that the top man at the Corso Group will eat them alive, Televisa has launched an assault on the cable TV companies. The battle for control of the telecommunications market is starting to heat up.

En vísperas de que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) anunciara el cambio de título de concesión de Teléfonos de México, en septiembre de 2006, Emilio Azcárraga Jean y varios ejecutivos de Televisa acudieron a la dependencia para exigir airadamente que el gobierno de Vicente Fox evitara que Carlos Slim, exsocio y acreedor del consorcio televisivo, se transformara en su principal competidor.

On the eve of the SCT’s announcement of changes to the terms of the Telmex concession, in September 2006, Azcárraga Jean and a number of Televisa executives buttonholed the agency, angrily demanding that the Fox government prevent Slim, a former Televisa partner and a current creditor, from becoming their main competitor.

El revire del magnate del Grupo Carso fue inmediato. En privado aseguró que él nunca cabildeó en contra de la Ley Televisa; por el contrario, insistió, Azcárraga Jean sí afectó los intereses de Telmex, al vetar el Acuerdo de Convergencia impulsado desde la SCT.

The Grupo Carso tycoon’s response was immediate. Privately, he said he had never lobbied against the “Televisa Law”; on the contrary, he insisted, it was Azcárraga who had affected Telmex’s interests by vetoing the negotiated accord on digital convergence pushed by the SCT.

Televisa operó a través del entonces titular de la Secretaría de Hacienda, Francisco Gil Díaz, quien entró en la disputa y ordenó que Telmex pagara una contraprestación para que el título, de 1990, le permitiera al consorcio de la telefonía entrar al mercado del triple play (audio, video e internet [sic]).

Televisa work through then treasury secretary Gil Díaz, who intervened in the disputeand ordered to Telmex to [put up additional money] in exchange for altering the concession to allow the phone company to enter the triple play market (audio, video and Internet).

Desde ese momento, la guerra soterrada entre ambos gigantes de las telecomunicaciones y de los medios electrónicos se ha ido transformando en una batalla abierta. En esta confrontación, cada uno de los grupos le apuesta a la debilidad de los organismos reguladores –Cofetel y SCT– y a utilizar a sus principales aliados para “ganar tiempo” y evitar que Telmex se convierta en el nuevo proveedor de contenidos vía televisión por cable y de servicios convergentes de telefonía e internet.

From that moment on, the underground warfare among the two telecommunications giants and the broadcast media was tranformed into open conflict. In this confrontation, each group has bet on the weakness of the regulatory agencies — Cofetel and the SCT — and on using their principal allies to “gain time” and prevent Telmex from becoming a new cable TV content provider offering converged Internet and telephone services.

El negocio en juego es impresionante. El sector de telecomunicaciones generará inversiones anuales de entre 18 mil y 20 mil millones de dólares y es el único que ha crecido ocho veces más que el Producto Interno Bruto, pero el costo de los servicios de telecomunicaciones en México es uno de los más caros del mundo: cada familia mexicana invierte 45 dólares mensuales, en promedio, en telefonía, televisión restringida o internet, de acuerdo con la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

The stakes are impressive. The telecommunications sector will generate annual revenues of between $18 billion and $20 billion and is the only sector that has grown eight times faster than GDP. And yet the cost of telecommunications services in Mexico is among the highest in the world: Each Mexican family spends 45 dollars a month on telephone service, subscription TV or Internet, on average, according to the federal consumer advocacy agency (Profeco).

El último capítulo de esta pugna se registró la semana pasada. La Cámara Nacional de la Industria de Telecomunicaciones por Cable (Canitec), dirigida por Alejandro Puente, publicó un desplegado el lunes 21 en el que acusó a Telmex de dominar el 91% del mercado de telefonía fija local y de bloquear a sus competidores.

The latest chapter in this conflict unfolded last week. Canitec, a national trade association for the cable telecommunications industry headed by Alejandro Puente, published a broadside on Jan. 21 accusing Telmex of dominating 91% of the fixed-line local telephony market and of blocking its competitors.

En su alegato, esta cámara, afín a los intereses de Televisa, acusó abiertamente a Telmex de “incumplir múltiples obligaciones establecidas por el título de concesión que dio forma a su privatización” y de obstaculizar mejores servicios a más bajo precio.

This body, which is aligned with the interests of Televisa, openly accuses Telmex of “failing to live up to a number of obligations included in the terms of the concession that led to its privatization” and of standing in the way of better services at a lower price.

“Telmex pretende ahora incursionar en nuevos mercados bajo este esquema viciado… Sabemos de gestiones que Telmex pretende concretar con el gobierno federal para modificar su título de concesión, a fin de eliminar la prohibición de ofrecer sus servicios de televisión, limitación acordada en la compra-venta de la empresa, en 1990”, decía el desplegado.

“Telmex now means to invade new markets under this pernicious scheme … we have learned of manuevers that Telmex intends to engage in with the federal government to modify its concession contract in order to eliminate the ban on offering TV services, a limitation negotiated during the sale of the firm in 1990,” the broadside says.

Ante la inminencia del cambio de título de concesión de Telmex, previsto originalmente para el primer trimestre de 2008, la Canitec le solicitó al gobierno de la República que “revisara integralmente” dicho título para evitar vicios y obligar al cumplimiento de sus obligaciones; “emitir las declaraciones de dominancia de Telmex y de Telcel”; “expedir regulación específica sobre bases no discriminatorias”, y “cumplir estrictamente con el marco jurídico aplicable”.

Given the imminent amendment of the Telmex concession, originally scheduled for the first quarter of 2008, Canitec asked the federal government to conduct “a complete review” of the concessiongrant in order to avoid …

Consultado por Proceso, Arturo Elías Ayub, vocero del corporativo, calificó de “ridículos” los términos del desplegado y acusó a la Canitec de querer “mantener su monopolio regional del cable a base de una serie de mentiras”.

Consulted by this weekly, Arturo Elías Ayub, spokesman for Telmex, called the terms of the Canitec proposal “ridiculous” and accused Canitec of wanting to “hold onto its regional monopoly on cable based on a series of lies.”

“Le tienen miedo a la posibilidad de que un jugador grande se incorpore al mercado de triple play. No quieren que los consumidores tengan más opciones, y seguramente cuando Telmex entre a competir le aseguro que los precios van a reducirse en el mercado de video”, afirma Elías Ayub.

“They are afraid of a big player joining the triple-play market. They do not want consumers to have moreoptions, and when Telmex comes in to compete, I can assure you price will fall in the video market,” says Elías Ayub.

–Los cableros acusan a Telmex de incumplir con los acuerdos de interconexión y de realizar prácticas anticompetitivas…

“But the cable operators accuse Telmex of not living up to the interconnectivity agreements and engaging in anticompetitive behavior.”

–El costo de la interconexión es de cero. Nosotros hemos firmado acuerdos de interconexión con las 18 empresas más grandes como Megacable, Cablemás y Cablevisión, y hemos cumplido con todos los plazos que nos puso la Comisión Federal de Competencia (CFC).

“The cost of interconnection is zero. We have signed interconnection agreements with the 18 largest companies, such as Megacable, Cablemás and Cablevisión, and we have met the deadlines imposed by the federal competition agency (CFC).”

El funcionario de Telmex se refería a las condiciones que la comisión estableció el 31 de octubre de 2005, un año antes de que se diera a conocer el Acuerdo de Convergencia, para evitar prácticas monopólicas por parte del corporativo que domina más de 90% de la telefonía fija y posee la red de cable más extensa del país para avanzar en el triple play.

[tktktktktktk]

En esa ocasión, Eduardo Pérez Motta, presidente de la CFC, afirmó que debe permitirse el cambio de título de concesión de Telmex, siempre y cuando se cumplan los siguientes requisitos: implementar un programa de portabilidad numérica de telefonía; que la empresa de Slim facilite el acceso de interconexión de otras redes de la competencia; y garantizar la interoperabilidad plena de las redes de telefonía local con todos los competidores.

[tktktktktktk]

“Se considera necesario establecer un período máximo de espera de dos años”, estableció el organismo responsable de promover la competencia, y también advirtió que era necesario aplicar otras medidas como licitar la banda de frecuencias para el servicio de internet inalámbrico o wimax.

[tktktktktktk]

Cableros al ataque

[tktktktktktk]

En respuesta a las críticas de Elías Ayub, el presidente de la Canitec, Alejandro Puente, negó que las empresas cableras fueran monopolios regionales y señaló que “Telmex se quiere convertir en autoridad” y no ha permitido una “competencia sana”.

[tktktktktktk]

“No pedimos que no entren a prestar servicios de televisión, lo que pedimos es que Telmex entre con reglas claras, que se reconozca que son una empresa dominante y que necesita una regulación especial”, afirmó el dirigente de la Canitec, que agrupa a 200 empresas que operan televisión por cable. Según el propio Puente, las ventas de la empresa más grande afiliada a la Canitec representan sólo 1.5% del volumen de ventas de Telmex-Telcel.

[tktktktktktk]

En rueda de prensa, Puente advirtió que interpondrán ante la CFC una solicitud de investigación para determinar la dominancia de Telmex y consideró que no se le debe cambiar el título de concesión en el primer trimestre de 2008, tal como se había anunciado a principios de este año.

[tktktktktktk]

Para el doctor Alejandro Ibarra Yunes, especialista en telecomunicaciones de Monterrey, el desplegado de la Canitec busca “ganar tiempo, para abrir la discusión”.

[tktktktktktk]

“Creo que es positivo que la Canitec ventile su posición, pero lo que no veo realmente es una discusión legislativa ni un verdadero compromiso por parte de las autoridades (SCT y Cofetel) a favor del mercado”, afirmó Ibarra.

[tktktktktktk]

Entrevistado por Proceso, Ibarra advierte que ni la SCT ni la Cofetel han dicho nada sobre el plazo para cambiar el título de concesión de Telmex, y “no está muy claro si este cambio no derivará en una mayor dominancia”, por parte del gigante de telecomunicaciones, poseedor de 94% de las casi 17 millones de líneas telefónicas fijas en México y de 78% de las 48 millones de líneas de telefonía móvil.

[tktktktktktk]

“Son cuatro los objetivos que deben buscarse: menor precio, mayor calidad, más volumen de penetración y neutralidad tecnológica”, destaca el especialista.

[tktktktktktk]

Director del doctorado en administración del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), Ibarra insiste que la autoridad reguladora ha sido bastante débil frente a este debate y que para lograr estos cuatro objetivos no se puede tener un mercado concentrado ni en telefonía ni en televisión abierta (donde Televisa es dominante) ni en radio. “Debe existir mayor facilidad para nuevos competidores”, sentencia.

[tktktktktktk]

Hasta el momento, ni la SCT ni la Cofetel se han pronunciado claramente sobre los dos puntos del debate: la fecha para el cambio de título de concesión y la regulación clara que impida una mayor dominancia y prácticas monopólicas.

[tktktktktktk]

El titular de la SCT, Luis Téllez, aseguró vagamente el 23 de enero que será la secretaría, junto con la CFC y con la Cofetel, las que “determinarán cuáles son las condiciones que Telmex debe cumplir para el cambio de título de concesión para ofrecer a sus clientes el servicio de video”.

[tktktktktktk]

A título personal, el comisionado de Cofetel, Eduardo Ruiz Vega, afirmó que no se podrá cambiar el título de Telmex hasta que cumpla con las condiciones del Acuerdo de Convergencia y que falta que la autoridad emita un Plan Técnico de Interconexión, independiente a los 18 acuerdos de interconexión que ha firmado Telmex.

[tktktktktktk]

A Ruiz Vega se le identifica como uno de los comisionados más cercanos a las posiciones e intereses de Televisa.

[tktktktktktk]

En contraposición, su colega Gerardo González Abarca, más cercano a Telmex, afirmó que menos de la mitad de los 598 concesionarios de telecomunicaciones en México, incluyendo a las cableras, cumplen totalmente con las condiciones a las que se les obliga en su título de concesión.

[tktktktktktk]

Le reprochó a la SCT que no presupuestara los recursos necesarios para que en 2008 la Cofetel pudiera inspeccionar y verificar a los concesionarios. González Abarca admitió que existen fallas en la coordinación entre SCT y Cofetel.

[tktktktktktk]

El consumidor y los servicios más caros

[tktktktktktk]

La idea de que sea el consumidor final el principal beneficiario aún es lejana ante los altos precios de los servicios de telecomunicaciones en México. Según la Profeco, cada familia gasta en promedio 470 pesos mensuales en alguno de los servicios (telefonía fija o móvil, televisión restringida y servicios de internet).

[tktktktktktk]

La Canitec y las principales empresas que compiten con Telmex (Alestra, Telefónica, Axtel, Iusacell, Nextel, Unefon, Maxcom, Marcatel) le han reprochado a la compañía sus altas tarifas en telefonía. El desplegado de la Canitec mencionó, por ejemplo, que el impacto de las telecomunicaciones en el Índice Nacional de Precios al Consumidor es de 4%, superior al de la electricidad y la gasolina, “consecuencia directa de las altas tarifas de Telmex-Telcel”.

[tktktktktktk]

Telmex, por su parte, respondió que los precios de los operadores de televisión restringida son de los más caros: un promedio de más de 30 dólares mensuales, frente a un mercado internacional que está en sólo 15 dólares en promedio.

[tktktktktktk]

De acuerdo con una lista de precios, del 14 al 18 de enero, en plazas como Guadalajara, Megacable ofrece servicios por 350 pesos, frente a 369 pesos de Telecable; en Monterrey, Multimedios tiene un servicio de 330 pesos; en Morelia, Telecable da uno de los servicios más caros: 424 pesos; mientras que en Tijuana, Cablemás ofrece los más baratos con 125 pesos. Esta misma compañía ofrece un servicio por 299 pesos en el Estado de México y 305 pesos en las ciudades de Cuernavaca y de Acapulco.

[tktktktktktk]

El volumen de consumidores de televisión restringida es de 4.5 millones de personas, que pueden duplicarse con la entrada de un competidor como Telmex. De acuerdo con la SCT, 2.8 millones de estos consumidores tienen televisión por cable, 1 millón 100 mil de televisión vía satélite y apenas 680 mil de televisión microondas.

[tktktktktktk]

El acceso a internet y a la banda ancha es uno de los servicios con mayores iniquidades. De acuerdo con la Profeco, los costos de conexión a internet fluctúan entre 86.25 a 687 pesos al mes, dependiendo del tipo de conexión. El “Dial up”, de menor costo, es de 86 a 217 pesos, mientras que el de banda ancha varía entre 299 a 687 pesos.

Internet access and broadband is one of the services with the highest degree of [price variance]. According to Profeco, Internet connection costs fluctuate beween 86.25 and 687 pesos a month, depending on the type of connection. “Dial-up,” the least expensive, goes for btween 86 pesos and 217 pesos a month, while broadband varies between 299 and 687 pesos a month.

La contratación de internet por cable varía entre los 99 y los 352 pesos mensuales, mientras que la conexión inalámbrica tiene un costo menor de entre 286 y 574 pesos.

Cable internet varies between 99 and 352 pesos a month, while wireless connection plans start at 286 pesos and 574 pesos a month.

De todos los servicios, el de telefonía celular con tarjetas de prepago es el más caro. El 92% de los usuarios utiliza este sistema y pagan hasta 123%, según un estudio de la Profeco. La compañía más cara es Iusacell. Los usuarios pueden llegar a pagar en prepago 834 pesos, 123% más que una renta mensual. En el caso de Telcel, por prepago el usuario paga 522 pesos, 102% más que el servicio más barato, que es el Virus de 258 pesos. Movistar, de Telefónica, cuesta 463 pesos en prepago frente a 343 pesos de la renta mensual.

Of all services, pre-paid cellular phone service is the most expensive. Ninety-two percent of users use this syste and pay up to 123%, according to a Profeco study. The most expensive provider is Iusacell. Users may pay as much as 834 pesos on the prepaid plan, 123% more than monthly service plan. In the case of Telcel, the prepaid user pays 522 pesos, 102% more than the cheapest service, which is Virus, at 258 pesos. Movistar, from the Telefónica, costs 463 pesos prepaid, compared with 343 pesos for a monthly service plan.

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s